TTA – ¿Dónde trabajar como enfermera?

Trabajar como enfermeraLas oportunidades laborales en España son muy escasas y es el sector de la enfermería uno de los más afectados en los tiempos de crisis. El recorte de los gastos en la medicina española ha sido muy drástico, haciéndose notar una gran reducción del número de empleados en hospitales, residencias y centros de salud. En la actualidad, el país tiene junto a Polonia el ratio de enfermeros más bajos de toda Europa.

España vivió la llamada década de “El Dorado” en la que el país aumentó su población superando los 46 millones de personas y en la que la construcción se convirtió en su centro de actividad, aumentado el valor de la vivienda en más de un 15%. Miles de inversores, principalmente inmobiliarios, vieron en España una fuente muy lucrativa. En las mismas fechas, personas procedentes de África y, sobretodo de Sudamérica, son atraídos por las buenas condiciones laborales ofrecidas, con salarios muy por encima del la media europea. Un albañil en el 2006 podía alcanzar salarios equiparables a los de un médico con estudios superiores.

En 2008, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, muchos trabajadores del sector de la construcción pierden sus puestos de trabajo. La disminución de los ingresos en los hogares,  muchos de ellos con hipotecas de hasta 30 y 40 años, no se puede controlar. Para estabilizar el sistema bancario, la imperante Unión Europea prevé recortes del gasto en el sector público. Como cada vez existe menos dinero en el ciclo económico, la situación empeoró en el mercado laboral español. En enero de 2014, el desempleo alcanzó su máximo con un 27%. Los más afectados son las personas mayores de 50 y menores de 25 años, en los que la tasa de desempleo se eleva a más del 50%. Entre los jóvenes se alcanza la tasa de casi el 57% en enero de 2014. Aunque muchos jóvenes poseen estudios universitarios, apenas consiguen un trabajo y cuando lo alcanzan, es en una situación muy precaria, tanto en lo económico como en lo que a estabilidad se refiere.

El sistema de atención sanitaria está sujeto a las medidas de austeridad del gobierno español de una manera especial. Desde 2008, las nuevas contrataciones de enfermeras y médicos apenas tienen lugar. Por ejemplo, en Valencia se reunieron en julio de 2013 más de 16.000 enfermeras que solicitaban 500 puestos en el servicio público. La probabilidad de selección fue del 3,1%. El sindicato español de enfermería SATSE no predice ninguna mejora de la situación del empleo en los próximos años. Por el contrario, en un estudio publicado a finales del 2014, todavía agrava más la situación y avanza un aumento significativo del desempleo. En 2018, según el SATSE, se espera que el desempleo afecte a más de 75.000 enfermeras. Por otro lado, a través de una encuesta realizada por RTVE, el 80% de los jóvenes preguntados están dispuestos a salir al extranjero después de finalizar sus estudios en la universidad, siendo está la mejor salida por la que pueden optar.

¿Dónde trabajar como enfermera?

Los países vecinos europeos viven la situación muy diferente, Alemania, Suiza, Finlandia o Noruega necesitan enfermeras y médicos urgentemente. Según estadísticas, solo en Alemania serán necesarias más de 100.000 enfermeras para los próximos años. Suiza, aunque no vive una situación tan alarmante, sufre un escasez bastante grande de enfermeros cualificados. Muchos españoles son atraídos por la calidad de vida del país y sus altos salarios, en los que una enfermera puede llegar a ganar 5.000€ mensuales, además de trabajar en hospitales punteros a nivel mundial.

La estabilidad de los contratos laborales es también una de las grandes diferencias a nivel europeo. En España es prácticamente imposible conseguir un contrato fijo en uno de los hospitales importantes de las principales ciudades españolas. Los puestos ofrecidos son por sustituciones vacacionales o bajas esporádicas, lo que hace la salida al extranjero una obligación para muchos de los que jóvenes recién licenciados que tienen el deseo de laborar en su sector. Por el contrario, Alemania y Suiza, otorgan mejoras anuales, primas continuas, así como formaciones a sus empleados, todo ello con el fin de que su personal pueda permanecer el mayor tiempo posible en su hospital o residencia en la que fue contratado. En Alemania, por norma general se formaliza un contrato de 2 años con una periodo de prueba de 6 meses, transcurrido ese tiempo se convierte en un contrato laboral indefinido. En Suiza la situación es muy similar, aunque el periodo de prueba se reduce a 3 meses.

www.tta-personalmedizin.de

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s